Enchiladas rellenas de tofu y alubias




Enchiladas rellenas de tofu y alubias

Para 4 personas

  • 300 g de tofu fresco
  • 1 lata pequeña de alubias rojas
  • 4 dientes de ajo
  • 2 guindillas rojas frescas
  • Aceite de oliva
  • 2 cucharaditas de comino molido
  • 1 cucharadita de alcaravea molida
  • 1 cucharadita de pimentón dulce
  • 1 cucharadita de azúcar
  • 1 cucharadita de orégano
  • 800 g de tomates de lata para pizza
  • Sal
  • 2 pimientos rojos
  • 1 cucharada de perejil picado
  • 8 tortillas de maíz grandes
  • 100 g de queso en lonchas vegano
  •  

    Preparación

    1 Deje el tofu en un escurridor. Cuele las alubias rojas, enjuáguelas bajo el chorro de agua fría y déjelas escurrir. 2 Pele las cebollas y los ajos y píquelos. Lave las guindillas, pártalas por la mitad a lo largo, retíreles las semillas y píquelas bien. Reserve la mitad del ajo, de la cebolla y de la guindilla, y rehogue el resto en un poco de aceite de oliva hasta que la cebolla esté translúcida. Agregue 1 cucharadita de comino, la alca- ravea, el pimentón, el azúcar y el orégano, y prosiga con la cocción 1 minuto más. Incorpore el tomate. Deje que hierva a fuego lento hasta que la salsa se haya espesado. Sálelo.

    3 Precaliente el horno a 160 °C. Limpie los pimientos y córtelos en daditos. Corte el tofu también en daditos. Caliente aceite de oliva en una sartén y re- hogue el resto de la cebolla con el resto del ajo y el tofu. Eche el pimiento y las alubias. Rehóguelo todo unos minutos más y condiméntelo con el resto de la guindilla y del comino, sal y el perejil.

    4 Reparta el relleno sobre las tortillas y enróllelas. Extienda la mitad de la salsa en una fuente refractaria, disponga encima las tortillas rellenas y cúbralas con el resto de la salsa. Ralle el queso y espolvoréelo por encima. Hornee las en- chiladas unos 20 minutos.



    Search
    Consejos para mantener una vida saludable
    Hidrátate Beber agua suficiente para mantenerte hidratado es fundamental para llevar una vida sana. Bebe agua en todas las comidas y entre horas, cuando tengas sed. Una persona adulta sana con una actividad física ligera, no necesita beber agua sin tener sed. Pero en el caso de niños y personas mayores, hay que poner especial atención en este punto.